Las víctimas de prestamistas piden cambios legislativos

22 feb. 2015

Publicado en Lawyerpress.com, 17.02.2015

Los recientes desahucios de Carmen, la anciana del madrileño barrio de Vallecas, y Umberto, desalojado el pasado lunes de su casa en el distrito de Tetuán a instancia del controvertido prestamista Antonio Arroyo, han reavivado el debate social sobre la actividad de los prestamistas no bancarios. 

La asociación STOP ESTAFADORES, que agrupa a las víctimas de presuntas estafas cometidas por tramas delictivas que se mueven en este sector, ha solicitado cambios legislativos que eviten unas prácticas irregulares que consideran muy extendidas.

Stop Estafadores ha iniciado una ronda de contactos con todos los grupos políticos para formular sus propuestas. Ya han mantenido los primeros encuentros con el PSOE y UPyD y están a la espera de ser recibidos en breve por IU. Pero también pretenden dar a conocer la problemática al partido actualmente en el gobierno, el PP, así como a los grupos nacionalistas y a fuerzas emergentes como Podemos o Ciudadanos.

La asociación considera que la Ley 2/2009 que reguló por vez primera el sector se ha revelado como “claramente insuficiente para evitar las variadas prácticas abusivas que se registran cada día e incluso la actuación de redes de estafas que buscan apoderarse de inmuebles con un desembolso real irrisorio”.

Piden que se acometan modificaciones en el texto legal para que “se limiten de forma clara las comisiones e intereses, evitando así la usura”, pero también, como algo fundamental, que “la entrega del capital se tenga que hacer de manera segura y fehaciente, para impedir que se acaben firmando por engaño cantidades que realmente no se entregan”. También creen que deben ponerse en marcha los registros públicos de prestamistas “que, seis años después de legislarse, siguen sin funcionar, una muestra de desidia inaceptable” y que los mismos “sirvan de manera efectiva para dar transparencia y para ejercer un control y una vigilancia y no como una mera obligación burocrática”.

Pero Stop Estafadores no sólo quiere que se cambie la ley para prevenir nuevos afectados. Su presidente, Juan Puche, también exige “que se haga justicia que quienes ya hemos sido víctimas”. Por eso llevan varios años reclamando a la Fiscalía que impulse una investigación “global y a fondo” sobre algunas de las tramas más conocidas, “porque la coincidencia de testimonios y de denuncias de familias es abrumadora y no puede seguir haciéndose oídos sordos mientras los estafadores siguen actuando con absoluta impunidad”. 

STOP ESTAFADORES es una asociación de afectados por presuntos estafadores que, bajo el nombre de prestamistas, conceden operaciones de capital privado, con la garantía de una vivienda, con el único fin de arrebatar su propiedad. Esta asociación incluye a cualquier persona que quiera combatir estas prácticas, ya sea afectada o no por estas tramas. Desde esta entidad se realizan investigaciones de cada caso y las exponen en público a través de internet y en contacto directo con los medios de comunicación, así como con nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Ministerio Fiscal. 

Además de las rondas de contactos con partidos políticos a los que se hace referencia en el comunicado, se ha impulsado una iniciativa en la plataforma Change.org para recabar apoyos para las reformas legales pretendidas.

__

También ofreció esta información  El Jurista, 15.02.2015

0 comentarios:

Publicar un comentario