El Periódico: descontrol administrativo sobre prestamistas

31 may. 2015

Publicado en El Periódico, 29.05.2015

Prácticas económicas fraudulentas
LA DESIDIA DE LAS ADMINISTRACIONES DA ALAS A LOS USUREROS

- Consumo incumple desde 2011 el deber de publicar el registro de prestamistas
- La Generalitat renunció a crear el censo autonómico previsto por la ley de 2009

Manuel Vilaseró. Madrid. 

Si la legislación actual es insuficiente para atajar los abusos de los prestamistas sin escrúpulos, su aplicación es aún más deficiente. Desde que en el año 2011 se creó el registro oficial de las empresas no financieras que ofrecen créditos hipotecarios, los que ponen en riesgo la vivienda del deudor, el Gobierno incumple su obligación de facilitar a los ciudadanos el acceso telemático que les permita comprobar el grado de fiabilidad del prestamista. La Generalitat, por su parte, ha renunciado a crear su propio registro autonómico al que le instaba la ley desde 2009 y sólo lleva a cabo inspecciones de oficio a las empresas que conceden créditos de poca cuantía. 

"El registro estatal [será] accesible a través de la página web del Instituto Nacional de Consumo". Así lo establecía el 28 de enero de 2011 el decreto de creación de este organismo en el punto 2 del artículo 3. Más de cuanto años después no hay ni rastro del registro en la página de Sanidad, el ministerio del que dependen los asuntos de consumo. Después de explorar la web se llega a un callejón sin salida donde se encuentra un enlace, precisamente, al decreto que se está incumpliendo

EN PROCESO DE DESARROLLO. Consultada al respecto, la Agencia Española de Consumo (AECOSAN), heredera del Instituto, respondió lo siguiente: "El acceso por medios electrónicos se está desarrollando. Una vez esté habilitado, los datos del mismo estarán a disposición". No fue posible hablar con ningún responsable ni sobre esta cuestión concreta, ni de las denuncias de abusos cometidos por prestamistas. El Gobierno que se vanagloria de haber aprobado la primera ley de transparencia no da ninguna explicación del porqué del enorme retraso en facilitar un acceso clave para que no se caiga en manos de los modernos usureros. 

En el registro deben figurar no sólo los datos básicos de la empresa, sino que se deben inscribir las anomalías detectadas, así como "los folletos, tarifas y precios repercutibles". 

En estas circunstancias de opacidad, no es posible conocer si el registro cumple con su función de "comprobar la legalidad y dar cuenta de cualquier anomalía" en las empresas inscritas. Los expertos lo dudan. Hay registrados 600 prestamistas y el inscrito con el número 1 es Antonio Arroyo Arroyo, incurso en varias causas judiciales por estafa y detenido en tres ocasiones. 

El de las comunidades es otro capítulo de incumplimientos. Sólo Murcia ha creado el registro autonómico previsto en la ley de 2009. Un portavoz de la Conselleria d'Economia reconoció ignorar por qué Catalunya no ha ejercido una competencia que la ley le otorga y se conforma con el estatal cuando la reclamación de transferencias es una constante en el Ejecutivo catalán. 

LAS INSPECCIONES. La capacidad de inspeccionar, atender y sancionar es también de las autonomías. ¿Y cómo la ejercen? Apenas lo hacen, con alguna que otra honrosa excepción. La Generalitat es de las pocas administraciones que lleva a cabo campañas de inspección, pero sólo con las empresas que ofrecen microcréditos, las de dinero rápido, no las que incluyen la hipoteca de la vivienda. Se escapan por el agujero negro del descontrol presuntos estafadores como los de la red de Arroyo. Prestamistas sin escrúpulos que intentan quedarse con las casas de los hipotecados por cantidades irrisorias, como les está ocurriendo a Juan Puche o Monchi Navarrete, cuyo marido se suicidó porque no pudo soportarlo más y cuyas dramáticas historias se contaban en la edición del pasado domingo.

En los microcréditos las cantidades estafadas son relativamente pequeñas, pero se convierten en una tragedia para las personas que acuden ahí porque ya están desesperadas. El número de abusos que cometen estas empresas es incontable. En la última campaña de inspecciones llevada a cabo por la Agència Catalana de Consum, se han detectado irregularidades en 14 de las 20 investigaciones, nada menos que el 70 %. A las 14 se les abrió expediente sancionador que meses después ha concluido en tres casos con multas de escaso importe, 8.000 euros en total. Tampoco se les ha impuesto la pena de publicidad, lo que impide dar a conocer sus nombres. El expediente de las 11 restantes aún no ha concluido. 

"Hemos encontrado de todo, desde cláusulas abusivas y usurarias a ofertas engañosas, que no muestran los intereses ni el TAE como deben hacerlo", señala Conesa, que sostiene que en los casos más graves las sanciones pueden alcanzar incluso los 100.000 euros. Y en los casos que se detecta usura, el expediente se remite a los Mossos d'Esquadra

Al margen de esta inspección, Conesa reconoce que no les ha llegado ni una sola denuncia de los consumidores, un hecho que atribuye a lo bajos que son los importes defraudados, pero que también revela que no se informa lo suficiente a las víctimas de cómo pueden denunciar. 

RECOGIDA DE FIRMAS. La portavoz de Consumo del PSOE en el Congreso, Pilar Grande, cree que hay una legislación muy dispersa que se aplica mal. Su grupo presentará próximamente una propuesta contra la usura en el Parlamento. Una iniciativa que se sumará a la recogida de firmas lanzada por la asociación Stop Estafadores en la plataforma Change.org para pedir que se legisle "para impedir la usura y que miles de familias sean estafadas cada año". 

LOS CONSEJOS

1. La mayoría son créditos tóxicos. El primer consejo en el que coinciden todos los expertos es que, si puede evitarlo, no acuda a prestamistas ni a empresas de crédito rápido. "Casi todos ellos son tóxicos", según la organización de consumidores Adicae. Lo más probable es que acabe peor de como estaba. 

2. Acudir asesorado por un experto. Si va a contratar un crédito con hipoteca a un prestamista nunca lo haga sin asesorarse. Puede acudir a asociaciones de consumidores o de víctimas de estafas. No se hipoteque nunca por cantidades pequeñas. Si no las puede devolver en el plazo estipulado, intentarán dejarle sin casa. 

3. No se deje llevar por las prisas. En los microcréditos rápidos por internet lea atentamente las condiciones. No se deje llevar por la publicidad o por la necesidad de conseguir el préstamo. Tiene derecho a conocer con carácter previo el contenido de las condiciones contractuales. 

4. No dude en denunciar. Si atisba cualquier tipo de engaño, no dude en denunciar, aunque sólo sea una sospecha. Si es grave puede hacerlo en los juzgados y en cualquier caso en las oficinas de consumo, municipales o autonómicas. También puede asesorarse en Adicae, Stop Estafadores o Adevif (*).

___

(*) Reproducimos literalmente el reportaje publicado por El Periódico, pero aclaramos que en esta web especializada no aconsejamos, desde junio de 2014, asesorarse en Adevif, dada la opacidad del funcionamiento y actividades de dicha entidad y las consecuencias negativas que ese asesoramiento ha tenido para algunas víctimas.

2 comentarios:

antonio ortega dijo...

LE VA KEDANDO MENOS A TODOS ESTOS , animo a todos

Juan Puche dijo...

Como lo sabes gorrión

Publicar un comentario