Detención de notario por estafas en préstamos

10 jul. 2015

Publicación en El País, 09.07.2015

DETENIDOS UN ABOGADO Y UN NOTARIO POR ESTAFAR A MÁS DE 50 ANCIANOS

Una veintena de víctimas acabaron desahuciadas de sus pisos

Rebeca Carranco y Jesús García

Los Mossos d’Esquadra han detenido al notario Enrique Peña y al abogado Francisco Comitre, acusados de estafar a más de medio centenar de ancianos a través de préstamos hipotecarios y créditos, con cláusulas abusivas. Una veintena de ellos fueron desahuciados, según fuentes policiales consultadas por EL PAÍS. Los Mossos han intervenido más de 150 empresas, algunas de ellas fantasma, y bloqueado un centenar de cuentas bancarias implicadas en la presunta estafa. 

La Operación Cocoon —en alusión al filme de Ron Howard, de 1985, en el que unos ancianos recobraban el vigor juvenil tras sumergirse en una piscina—, arrancó hace más de un año, cuando varias personas, de diferentes puntos de Cataluña, denunciaron que después de firma una hipoteca inversa (renta mensual a cambio del valor de un propiedad) o de pedir un crédito personal, veían que en realidad, sin ser conscientes, habían rubricado un contrato de compraventa del piso. Algunas de las víctimas acabaron siendo desahuciadas. 

La investigación cogió forma cuando los agentes comprobaron que en todos los casos denunciados, de Blanes, Vilanova i la Geltrú, Sant Boi de Llobregat, Sant Adrià del Besòs o Vielha, coincidía siempre el nombre del mismo abogado, y, en el 90% de estos, del mismo notario, ambos con despachos en el centro de Barcelona. La policía descubrió entonces un enjambre de empresas y de cuentas bancarias desde donde, presuntamente, la red desviaba el dinero que conseguía con la estafa. 

BANCOS AFECTADOS

Entre los detenidos el viernes pasado hay también un falsificador de documentos y testaferros que acudían a los bancos para pedir créditos sobre los pisos de los ancianos. Una vez conseguidos los préstamos, los testaferros desaparecían, dejaban de pagar las cuotas mensuales, y los bancos pedían ejecutar el aval, que eran las viviendas. En la trama hay afectadas también nueve entidades bancarias, que concedieron los préstamos, y hay denunciados otro notario, dos abogados y dos oficiales de notaría. 

Los detenidos se valían, presuntamente, de diversas modalidades para estafar a los ancianos. Los agentes han encontrado casos de personas con deudas de 20.000 o 30.000 euros, que veían cómo sus pisos iban a ser subastados. Entonces de nuevo un testaferro les ofrecía la posibilidad hacerse cargo de esa deuda y que la persona fuese pagando a plazos con intereses para evitar la subasta. Las víctimas pagaban, pero en realidad nadie saldaba su deuda, por lo que acaban perdiendo su casa. 

Algunos afectados ya denunciaron por la vía civil y perdieron. El titular del Juzgado de Instrucción número 32 de Barcelona ha logrado paralizar el desahucio de varias personas que estaban esperando que les echasen de sus casas. 

Los Mossos analizan ahora toda la información recopilada en los despachos de los dos principales implicados, y no descartan que en las próximas semanas aparezcan más víctimas. 

El fraude de productos financieros asciende, según los investigadores, a cerca de 3.000.000 de euros. Por el momento se ha solicitado el embargo de 150 inmuebles, la intervención de siete vehículos y el bloqueo bancario de 75 empresas y 15 personas. 

Los Mossos que trabajaron en la operación abrieron una caja fuerte en una entidad bancaria del Paseo de Gràcia de Barcelona y realizaron tres entradas y registros en domicilios de Barcelona, Badalona y l’Hospitalet de Llobregat y una en un despacho de abogados de Barcelona. 

En total, los agentes detuvieron el viernes pasado a diez personas, y el juez decretó prisión para nueve. El notario detenido pudo salir de la cárcel después de pagar una fianza. El letrado, que cuenta con un despacho especializado en casos de estafa, permanece en prisión, sin fianza.

0 comentarios:

Publicar un comentario