La notario Julia Sanz, actualmente inhabilitada, se sienta en el banquillo

12 mar. 2013

Publicado en el blog Alerta Trama Estafadores, 06.03.13

El pasado lunes 4 de marzo tuvo lugar en la Audiencia Provincial de Madrid, durante más de siete horas, un juicio contra varias personas por presunta estafa y falsedad documental. Entre los procesados se encontraba una vieja conocida de cuantos hemos sido víctimas de estafas financieras: la notario Julia Sanz López.
 
La notaría de la calle Buen Suceso de Madrid, de la que han sido titulares Julia Sanz López y José Usera Cano, es el lugar donde se firmaron la mayor parte de escrituras de préstamo de la red de Antonio Arroyo y, por tanto, donde se cometieron las estafas que venimos denunciando.
 
Ahora, el caso enjuiciado, aunque sea ajeno a esta trama, nos pone de manifiesto la forma de actuar de esta fedataria pública. Se le acusa de haber autorizado un acta de declaración de herederos abintestato en el que ella declaró como heredera única a una mujer que tenía un hermano, basándose en dos testigos que incurrieron en falsedad y sin pedir siquiera una prueba documental básica en estos casos como es el Libro de Familia.
 
Esta actuación sirvió para privar ilegítimamente al hermano de sus derechos hereditarios y para que la otorgante se apropiara de un inmueble. ¿Y saben para qué? Pues –qué casualidad- para que fuera utilizado en la misma notaría como garantía ante un prestamista privado.
 
Según fuentes presenciales, Julia Sanz reconoció en el interrogatorio, a preguntas del abogado de la acusación particular, que en la actualidad está inhabilitada temporalmente para el ejercicio profesional por otro motivo. Y, en efecto, puede comprobarse que su nombre no aparece ya en la base de datos del Notariado. Aunque no guarde relación con los hechos que nos afectan directamente, sí resulta muy significativa para nosotros toda esta información.
 
No es fácil probar la connivencia de los notarios con la red de Antonio Arroyo. Pero sí tenemos constancia objetiva de que, siendo conocedores de que estaban produciendo estas estafas en su notaría, no cambiaron su modo de actuar, por lo que siguieron cayendo nuevas víctimas en la trampa. Esperemos que algún día se haga justicia.

0 comentarios:

Publicar un comentario